I+D+i animal


Un mono capuchino utilizando una piedra para romper una nuez. (Imagen: usuario de Flickr.)

En el Reino Unido existe un sistema de distribución de leche que todos hemos visto en cine o televisión en alguna ocasión. A primera hora de la mañana, un repartidor deposita un número pactado de botellas de leche en la puerta de los hogares. A principios del siglo XX estas botellas no tenían tapa. Los pájaros tenían fácil acceso a la nata, que por su densidad, quedaba depositada en la parte superior. Dos especies diferentes de pájaros, herrerillos y petirrojos, aprendieron a extraerla con su fino pico.

Esta nueva fuente de alimento era más rica que su dieta tradicional y se produjeron adaptaciones fisiológicas del aparato digestivo para poder asimilar los nuevos nutrientes. En el periodo de entreguerras, los distribuidores, cansados del saqueo, comenzaron a poner unos sellos de aluminio que impidiera a los pájaros su extracción. Pero un día, un pequeño herrerillo aprendió a perforarlo propinando pequeños golpes secos a la tapa metálica.

A mitad de siglo, esta técnica se había difundido a la totalidad de la especie. Aunque algunos petirrojos habían conseguido hacerlo también por separado, nunca se extendió de manera masiva entre ellos. Los petirrojos fallaron y retrocedieron en número al no ser capaces de adaptarse a las nuevas circunstancias. El éxito de los herrerillos fue tal que se convirtieron en los pájaros de jardín más abundantes de la isla. En un principio, estas diferencias fueron atribuidas a la comunicación, pero descubrimientos recientes ponen de manifiesto que herrerillos y petirrojos poseen características similares, lo que invalida la hipótesis. La explicación quizás esté en la vida social. Los herrerillos viven en grupos de entre diez y doce individuos, se mueven juntos en bandadas y son especialmente tolerantes los unos con los otros. Por el contrario, los petirrojos son muy territoriales y rara vez aceptan la presencia de terceros. Los animales que viven en grupo parecen aprender más rápido y sus innovaciones tienen un mayor impacto en la población, pues la información es compartida rápidamente.

Dos innovaciones en el comportamiento de los macacos japoneses: el uso de aguas termales en invierno y el juego con bolas de nieve:

La primatóloga Jane Goodall define la innovación como una solución para un nuevo problema o una nueva solución para un problema antiguo, centrando la atención en el resultado final. Otras definiciones ponen el énfasis en el proceso, describiéndolo como una nueva manera de relacionarse con el entorno. Sea cual sea la definición correcta, vivir en un entorno tan cambiante como el nuestro, exige generar nuevas soluciones continuamente. Los organismos están por lo general bien adaptados a las condiciones más antiguas, pero pobremente a las nuevas. Afortunadamente, para poder enfrentar estas situaciones, los animales contamos con una enorme capacidad y flexibilidad para responder inventando nuevas técnicas y estrategias.

Existen multitud de ejemplos de innovación entre primates no humanos que van desde los baños en aguas termales de los macacos para pasar el frío invierno hasta la medición de la profundidad de los ríos con varas de madera de los gorilas y orangutanes. Más de doscientos casos de este tipo han sido registrados hasta el momento.

Un orangután utiliza una rama para medir la profundidad de un riachuelo:

El caso más paradigmático es el de los macacos japoneses de isla de Koshima. Un par de veces a la semana unos cuidadores aprovisionan a estos monos con trigo y patatas. En 1953, ante el asombro de los presentes, se observó una joven hembra llamada Imo, transportar varias de estas patatas hasta un arroyo de agua dulce cercano para lavarlas y evitar así el grave daño que produce la suciedad y la arena en los dientes. En el plazo de tres meses, su madre y sus hermanas ya habían adoptado las mismas conductas. La técnica se fue trasmitiendo de jóvenes a mayores hasta que se extendió a todo el grupo.

Algunos miembros comenzaron a lavarlas directamente en el océano, aún cuando las patatas estaban limpias. Aunque no sabemos porque, puede tratarse de un asunto de preferencias por los alimentos salados. Los que más tardaron en aprenderlo fueron los machos adultos. La razón puede ser que la transmisión del conocimiento depende del tiempo que los individuos pasan juntos. Los machos de esta especie suelen ocupar zonas periféricas y apartadas, lo que dificulta el aprendizaje. Dos años más tarde, Imo sorprendió de nuevo con una nueva solución: lavar el trigo en el agua para separarlo de la arena. Una vez más, el grupo entero adoptó rápidamente este nuevo sistema de lavado.

Los macacos japoneses de Koshima son un ejemplo de transmisión de cultura entre animales:

Pero ¿por qué algunas ideas se difunden y otras no? Los estudios con primates arrojan algo de luz al respecto. Algunas características que parecen ayudar a su difusión son: la utilidad percibida, la situación periférica o central del individuo que inicia el nuevo comportamiento, la compatibilidad con los valores del grupo, la simplicidad de funcionamiento, la facilidad para observar sus consecuencias y la receptividad de la audiencia. Otro tipo de mecanismos que intervienen son la neofobia (rechazo de la novedad) y neofilia (gusto por la novedad), la curiosidad, la flexibilidad del comportamiento, la familiaridad con los elementos y el conocimiento de los procesos sociales.

Y ¿qué clase de individuos innovan más? Los datos muestran que existen diferencias importantes. Por ejemplo, los machos son los mejores en la innovación tecnológica, pero las hembras son superiores en la obtención directa de recursos y la reducción de costes en tiempo y energía. En cuanto a la edad, los jóvenes producen un mayor número de variaciones, pero pocas llegan a difundirse porque no son compatibles con los modelos mentales del grupo. Las innovaciones sociales suelen originarse en los sujetos de mayor edad, que son los expertos de las dinámicas sociales. El rango y estatus también influyen en su aparición. Motivados por la necesidad, la mayor parte de las nuevas ideas surgen de individuos subordinados, lo que dificulta su expansión.

Según unas investigaciones realizadas por el biólogo Louis Lefebvre, de la Universidad de Montreal, la frecuencia de aparición de conductas innovadoras correlaciona positivamente con el tamaño del cerebro de los primates, especialmente el neocortex. También está asociado con la necesidad de un mayor tiempo de desarrollo cerebral, lo que se traduce en una dependencia mayor en los primeros años de vida. El neocortex es la estructura cerebral responsable del auto-control y de las normas sociales. De éstos y otros resultados podemos extraer la idea de que la producción de innovaciones, además de ser un proceso neurológico, posee un fuerte componente social y su éxito o fracaso depende del contexto y de su adecuación a los modelos mentales del grupo.

16 pensamientos en “I+D+i animal

  1. Pingback: Somos Primates » I+D+i animal

  2. Los vídeos son deliciosos, el articulo es muy interesante pero lo mejor es lo que podemos reflexionar para darnos cuenta de lo que somos y hacia donde vamos los seres humanos, creo que es necesario recordar para avanzar.
    Felicidades por este trabajo,gracias por mostrarlo.
    Saludos

    Me gusta

  3. Falta, creo yo, lo más interesante de los monos de Koshima. Me parece que al morir Imo la poza termal en la que se bañaba y que ella había “inventado” dejó de utilizarse por los demás miembros del clan.

    Me gusta

  4. Muy interesante. Gracias por compartir tu trabajo con los demás.
    Es una gran cura de humildad verse reflejado de ese modo en especies no humanas. Da para reflexionar y ofrece nuevas perspectivas. Seguramente que siendo más conscientes de nuestra naturaleza animal nos conoceríamos y eceptaríamos mejor y hasta puede que resolviésemos mejos los conflictos personales y sociales.
    Pero cualquiera sabe…

    Me gusta

  5. Me ha parecido muy interesante.
    Lo que más me llama la atención de los animales, en general, es su aceptación de la frustración. Son capaces de volverlo a intentar hasta la saciedad. Su ensayo-error les hace salir victoriosos de muchas situaciones e incorporarlas a su genètica. Son mucho más autosuficientes que nosotros “los homo-sapiens”

    Me gusta

  6. Me han encantado las imágenes. De verdad me parece un misterio que al ver a estos animales les pueda entender tan bien, lo que significa que tenemos mucho en común. Su mirada realmente impresiona y también su afectividad.

    Me gusta

  7. Me pregunto que sará de la religión cuando la neurociencia y la antropología comparada se consoliden más ¿Irán misioneros a evangelizara los gorilas? ¿Se hará la guerra Santa contra los chimpacés infieles? ¿Justificará el induismo su sistema de castas en la organización social de los bonobos?
    Quizá la arrogancia de desear una transcendencia en “la vida eterna” y la justificación “divina” de la superiopridad sean, sí, un factor de aglutinación social, pero también una bomba de relojería para el futuro de la especie.

    Me gusta

  8. esta claro….cooperación, teoria de juegos, adaptación a los cambios, trasnformación……hasta E.morin llega al termino Metamorfosis….

    Vamos hacia la transción hacia nuevos modelos economicos, nuevos modelos de teoria de mecanismos, la señal estaba clara, los ultimos premios nobel fueron para economistas institucionales con estudios cooperativos (como el tribunal de aguas de Valencia)

    Me gusta

  9. es alucinante como van evolucionando los primates y como su capacidad cerebral va aumentando a medida que su cerebro se va utilizando mas… es muy interesante

    Me gusta

  10. Una muestra sencilla en una expansión abierta, contraída y límitada. El cambio sigue porque evolucionamos para trascender, luego comprehender no sólo nuestros orígenes sino además, alcances del desarrollo humano en potencia. Aún no lo hemos contemplado todo y llegará el espacio y tiempo para que el hombre pueda crear más y mejor a partir de la Iniciación de la Universalización de la ciudadanía.
    Un desarrollo necesario incluso en la nueva generación educativa.

    Me gusta

  11. Pingback: Bases neurolóxicas da aprendizaxe « Ies Ou Non Ies

  12. Me fascina encontrar explicaciones, que vienen de la conducta de los primates, y que nos dan oportunidad de saber las causas de nuestra conducta: estos vídeos hablan de la inteligencia, de la capacidad de exploración, apoyo y solidaridad entre primates…y recuerda que estas características siguen en nosotros sólo no hay que dejar que se queden estancadas por ahí y olvidadas…

    Me gusta

  13. Sí Amaya, gracias a todos estos descubrimientos e investigaciones, sabemos que estas capacidades forman parte de nosotros. Ya no se trata de intentar ser lo que no somos, sino de nutrir y alimentar nuestras características innatas de altruismo, creatividad, cooperación, etc. Todo un cambio en la “mirada”. Gracias a todas y todos por las aportaciones en este foro. Son muy acertadas. Saludos afectuosos. Pablo Herreros Ubalde.

    Me gusta

  14. Pingback: Palomas supersticiosas, petirrojos individualistas y herrerillos innovadores | EnPalabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s