El origen del bricolaje (1)

Cuando un grupo de investigadores observó por primera vez a un delfín con una esponja marina alrededor de la zona de la boca, pensó que esto había ocurrido de una manera accidental, probablemente mientras removía la arena en busca de pequeños crustáceos. Los investigadores pronto constataron que esto sucedía con relativa frecuencia y rápidamente descubrieron el misterio.

Un delfín protege su hocico con una esponja marina (imagen: artículo científico de la revista PLoS).

Estos asombrosos seres se cubren el morro con esponjas a modo de fundas con las que protegerse, mientras cavan en la arena del fondo del mar en busca de alimento. Debido a que hay gran cantidad de corales y peces peligrosos enterrados, los cetáceos pueden salir muy lastimados de estas operaciones. La esponja es un invento muy eficaz e ingenioso para buscar en el fondo marino sin dañarse. Algo similar ocurre con la rata topo lampiña, la cual coloca una pequeña astilla tras sus dientes para no tragar tierra mientras excava sus pasadizos en el interior de la tierra.

También hay ejemplos de uso de instrumentos en animales más desconocidos. Por ejemplo, las nutrias marinas son unos pequeños mamíferos que habitan el océano Pacífico. Dedican gran parte del día a bucear con la intención de capturar su comida preferida: almejas, erizos de mar y cangrejos. Cuando logran obtener uno, lo sujetan entre los dientes y comienzan a buscar una roca plana y de formas circulares. Entonces nadan hasta la superficie y flotan boca arriba. Luego la sostienen en su vientre a modo de yunque y, por último, cogen el molusco con las patas delanteras y comienzan a golpearlo hasta que consigue acceder a la parte comestible.

Una nutria marina en la bahía de Monterrey (California) abre una almeja con la ayuda de una piedra que posa sobre su vientre .

En un estudio realizado en los años sesenta en California, se descubrió además que las nutrias marinas suelen guardar la misma piedra para las siguientes capturas. Además, la cantidad de golpes necesarios se estimó en aproximadamente 35. Pero al margen de estos datos, algo interesante del caso es que otros animales que habitan el mismo nicho ecológico no han sido capaces de extraer estos mismos recursos.

La gran cantidad de conductas instrumentales que exhiben los chimpancés y las diferencias que existen en las artes de diferentes poblaciones han llevado a pensar a los expertos en la existencia de verdaderas culturas. Los científicos han descrito ya más de treinta comportamientos distintivos en las siete poblaciones estudiadas. Por ejemplo, los grupos que viven en el este África utilizan manojos de hojas que introducen en los huecos de los árboles para obtener el agua que ahí queda estancada, cosa que no hacen sus vecinos del oeste, especializados en el aseo personal por medio de hojas.

Un cuervo aprovecha el tráfico para cascar nueces. El pájaro ha aprendido que soltar la nuez sobre el paso cebra y recoger el alimento con luz verde es lo más seguro.

Y así ocurre con muchas otras técnicas. Al fin y al cabo, allá donde exista una aportación social que contribuya a la formación de los distintos comportamientos, es muy probable que surjan nuevas y diferentes culturas. Estas diferencias entre grupos de la misma especie las podemos encontrar también en el canto de los pájaros y ballenas, además de en primates de varias especies.

Nuestro orden es el único del reino animal que posee manos, lo que nos permite una mayor flexibilidad y ser más precisos que con las garras de otros animales. Esto otorga varias ventajas en la manipulación de cualquier objeto respecto al resto. Aún así, no somos los únicos que usamos herramientas. Cada día son más las especies que descubrimos con esta capacidad. Estudios recientes demuestran que las aves también son expertas en el uso y modificación de materiales.

Un cuervo de Nueva Caledonia se las ingenia para conseguir una recompensa en un experimento en la Universidad de Oxford.

Los cuervos de Nueva Caledonia han desarrollado un sistema para abrir nueces de los más ingeniosos del mundo animal. En un principio las arrojaban sobre la carretera, para que los coches las abrieran a su paso con las ruedas. Pero debido al intenso ir y venir de coches, se convirtió en una actividad peligrosa. Así que pronto aprendieron los patrones del tráfico y ahora las dejan caer sobre los pasos de cebra. De esta manera pueden recoger los frutos cuando el semáforo torna a rojo con total tranquilidad.

En cautividad, los experimentos con cuervos y urracas son igualmente sorprendentes. Son capaces no sólo de usar herramientas, sino de fabricarlas y modificarlas de acuerdo a un propósito final, algo que sólo es posible lograr mediante la imaginación.

Puedes leer la segunda parte de El origen del bricolaje a partir del próximo jueves.

27 pensamientos en “El origen del bricolaje (1)

  1. Cerca de mi casa hay un nogal y los pajaros (no me he fijado en el tipo) cogen las nueces y las tiran contra una pista de tenis (de cemento) para abrirlas.

    La pista de tenis siempre está llena de cascaras de nueces!!

    Me gusta

  2. Simplemente alucinante. No sabía que los cuervos eran tan avispados. El último vídeo me ha dejado de piedra.

    Muchas gracias por la información.

    Un saludo.

    Me gusta

  3. en el jardin de mi casa tengo pinos con piñas de piñones, no hace mucho observado a los cuervos, vi que siempre rondaban por alli y no sabia porque hasta que un dia les estuve observando y resulta que cogen los piñones que estan en el suelo al caer las piñas y se van a una piedra, los golpean hasta abrirlos y se los comen….! anda que no son espabilados ni nada! fué alucinante verlos…..

    Me gusta

  4. Sí, muchas herramientas, y demás, pero dime un sólo mono que tenga rudimentos siquiera de filosofía, religión, matemáticas, arte, etc.

    El ser humano, biológicamente es evolutivo. Pero mental, espiritualmente, interiormente, NO ES EVOLUTIVO, APARECE DE GOLPE Y SIN NINGÚN ANTECEDENTE, luego no hay evolución en ésto porque no es posible.

    El alma puesta por Dios, de golpe, la piedra que toca el mono en Odisea 2001 en el Espacio, de golpe, o lo que sea, me resulta difícil buscar otra explicación razonable y racional.

    El hombre aparece de golpe en el Universo, creado por Dios, su parte interior, el alma: filosofía, religión, ciencia, investigación, transformación fundamental de su entorno, arte, biología, dominio de la naturaleza, preguntarse por sí mismo, el miedo a la muerte, la no aceptación del fin de su vida, constante en todas las culturas humanas en toda la historia, en fin, por algo será, etc… En ningún animal de ninguna especie existen siquiera rudimentos de ésto, luego NO HAY EVOLUCIÓN, TODO ÉSTO APARECE DE GOLPE EN EL SER HUMANO.

    El cuerpo biológico humano, sí es evolutivo, pero es un simple soporte como otro cualquiera para el alma, que no es evolutiva. El hombre es su alma. El cuerpo es sólo un soporte, un disco duro. Es posible que ese soporte, con el avance de la cibernética, pueda ser sustituído por un soporte a nuestro gusto.

    ¡Ah! Y por, supuesto, como se puede deducir racionalmente de todo ésto, los animales NO tienen alma, si la tuvieran tendrían rudimentos de todo lo mencionado anteriormente, y el ser humano sería evolutivo también en su parte interior: su alma, única en el Universo.

    Salud.

    Me gusta

  5. Al final, aunque a alguna gente le cueste creerlo, se llegará a la conclusión de que somos tan amimales como los animales, sólo nos separamos de ellos por grados, más inteligencia, más cultura, más empatía, más sociabilidad, más tecnología.
    Si en algo nos podemos diferenciar, creo yo, es en la necesidad de la trascendencia, el sentimiento religioso, del que se supone carecen el resto de simios.
    Pero, ¿por qué un simple perro parece que puede llegar a entendernos y nosotros con toda nuestra tecnología aún no hemos descifrado ningún lenguaje animal?, al final son códigos y sonidos. ¿No sería más ‘fácil’ que un humano aprendiera el lenguaje de los chimpancés que enseñarle nosotros a ellos?

    Me gusta

  6. Los animales siempre acaban por sorprendernos por el hecho de que estamos acostumbrados, los humanos, a pensar que somos los únicos que pensamos, que usamos, que sentimos, que hacemos… pero en realidad, como bien queda manifiesto, los animales son capaces de mucho, y a la vista ha quedado.

    Referente al comentario del Sr. Ranero, yo no se cuándo cree que apareció todo, Dios no creó el alma del hombre de golpe y porrazo.
    La construcción del intelecto humano tiene millones de años de evolución, y es como todo, empieza por poquita cosa y se va desarrollando.
    Seguramente los cuervos, como bien queda reflejo en el video, si no hubiesen tenido la necesidad de romper nueces para comer, no hubiesen desarrollado ese comportamiento.
    Hay montones de experimentos psicológicos que explican el desarrollo de comportamientos por necesidad.
    Creo que con el intelecto humano ha ido ocurriendo lo mismo, nos convertímos en bipedos, luego se desarrollo el habla… y des de ahí hasta a día de hoy, con el habla, se habilito una nueva forma de expresión, no tan basada en la violencia, golpes… sinó en sonidos, luego palabras… y luego se fue desarrollando el resto, pero esto ha durado millones i millones de años.

    Personalmente, los animales, de cada vez me dejan más y más sorprendido, ya que a parte de las conductas evolutivas que desarrollan, son capaces de desarrollar conductas nuevas.

    Me gusta

  7. Muy interesante. Este tipo de artículos tienen que ayudar a acabar con la barrera que hemos puesto para separar a los humanos del resto de animales. El comentario de Fátima es un ejemplo “Luego dicen que los animales no tienen sentimientos”. En realidad nosotros también somos animales y la diferencia entre especies tal y como dijo Darwin es de grado no de clase. Además, y para mi lo más importante, compartimos con el resto de animales la capacidad de sufrir. Por esto último muchas personas intentamos no utilizar animales en todos los ámbitos de nuestra vida (alimentación, vestimenta, espectáculos, etc..) ya que el resto de animales también tiene que se respetado.

    Me gusta

  8. Efectivamente, hay grados de conciencia tanto en los animales como en los humanos, que como ya se ha dicho, son también animales. Sobre todo en las especies más inteligentes -en perros, monos, delfines, ballenas, elefantes, etc.-, se aprecian a veces comportamientos humanoides, sorprendentes. A todas luces tienen algo parecido a eso que llamamos alma, señor Adolfo. En mi pueblo hay un perro callejero, de esos que tiene dueño pero anda suelto, que todas las mañanas ahora en verano, se pone en el mismo lugar mirando al horizonte cuando ya empieza a clarear, y así, inmóvil, se queda un buen rato hasta que el sol sale por completo. Es sólo una anécdota, pero hay miles que ilustran una tendencia espiritual que hay en ciertos ejemplares, como los sentimientos de amistad que muestran muchos animales, o los poderes estratégicos y deductivos, o la majestuosidad… Yo diría que depende de las veces que hayan pasado por este mundo. Igual que en los hombres.

    Me gusta

  9. Estimado Pablo Herreros,

    Muchas gracias por todas las explicaciones y estos artículos que nos ayudan de una forma sana e instructiva a conocer más de nosotros mismos y nuestro entorno. Hoy en día, no es fácil tener al alcance, en un artículo, todo el conocimiento de un especialista y esto, es sumamente educativo/formativo.

    Me gustaría meter para el debate algunos aspectos que siempre están rondando cuando hablamos de evolución y es por un lado, si realmente podemos, mirando solo a un lado, entender el todo. Los que ya tenemos muchas canas, tenemos una ventaja y es que al ver a nuestro bisabuelo, abuelo, padre, hijo, nieto y biznieto, uno entiende que todo aquello que no soltó el primero, ya está encontrando cauces de expresión en la generación más joven.

    Todo esto, solo reafirma la existencia de un Amor impersonal a descubrir en el mundo, no fuera de él, , que como energía, está llevando todo hacia el crecimiento, desde lo oscuro e irracional, hasta la racionalidad más sublime. Para que el ciclo inevitablemente, evolucione y vuelva a empezar, pues lo perfecto es la suma de todas las imperfecciones.

    El mono o el animal, a mi juicio es entendible, cuando uno ve que tras los modos y maneras del animal, ya el ser humano supone formas mejores de ser mono o animal y así, ambos, tienen cabida en las tablitas del abanico, cada uno en su sitio, y en un abanico en donde como dice Luisa Diaz ( en el post de seres flexibles) “se abren posibilidades” de constatar mas evolución para mejor y donde nuestra responsabilidad, es que al menos una de las tablitas evolucione hasta un máximo que permita que se mueva y avance el útima de la fila.

    Vivimos en una sociedad sobre todo enferma mentalmente, y el sentido de trascendencia, es a mi juicio, la aspiración de una sociedad abrasada de consumir imaginación, hacer de ella un fin y no un medio y por tanto, la trascendencia, es esa ventana donde la pota encuentra al menos salida.

    Me gustaría no extenderme y ojala pueda hacerlo en un futuro compartiendo con todos ustedes. Si me gustaría dejar una cuña sobre su comentario de que la mala noticia, es que nunca está claro lo que somos y el misterio está en lo que podemos llegar a ser.

    Está claro que desde el momento que lo claro no lo asumo , TODO SE TRASTOCA, pues la falta de coherencia sobre nuestras responsabilidades evidentes, cercanas, , solo oscurece lo que está claro a primera vista y es que yo, no puedo dejar mi casa sin barrer y pretender que haya claridad en el mundo.

    Desde que en Estados Unidos, país al que respeto en gran manera por su capacidad de iniciativa, se empezó con ir a la Luna, porque como no está claro lo que somos, a lo mejor allí o en Marte, nos lo dicen, la humanidad a cuenta de toda esa ventana abierta que se abría a lo que podemos llegar a ser, comenzó una involución a mi juicio perniciosa, cancerosa, pues la sociedad a costa de los futuros por llegar y como hoy, hay vía libre para consumir imaginación sin actualizar, ya nos comemos en los cines con unas palomitas y coca cola nuestra propia violencia; en formas de violencia, agradables a la vista y que por las mañanas, han condenado previamente los tribunales.

    Asumimos que toda la ciencia del mundo, esté ya solo involucrada en luchar contra la enfermedad, de una sociedad enferma mentalmente y asumimos que 3 cuartas partes del mundo estén subdesarrolladas, malnutridas y enfermas, mientras nosotros, disfrutamos de los flasheantes mundos por llegar, que nos ponen orejeras a nuestra responsabilidad de la casa por barrer y que dispersa todo el potencial de la ciencia, no en la prevención, sino en el negocio de las enfermedades por curar.

    Todos tenemos un primate entre las dos piernas. Y todos tenemos la capacidad global de ver que antes que dos piernas, somos un cuerpo integrado en un universo que avanza como un bloque. Mientras la pierna izquierda, se cree ser media pierna, que se completa con la otra media , nos pasamos la vida en el juego de las medias piernas, que mientras se aclaran y evolucionan, se entretienen jugando a estar completas con lo que hay entre las dos piernas.

    No hemos venido al mundo para ser animales 2 en versión tridimensional . ¿ Cual es la responsabilidad de la ciencia y la educación en este sentido ?

    Hay evolución cuando entendiendo que es obvio que cada pierna ya es completa en sí misma, educamos a cada una de ellas, en el conocimiento de que siendo completas, se tienen que integrar en un mundo por descubrir, que empieza a tener sentido más arriba, a partir del hecho de que con la respiración consciente, constatamos que no hay posibilidad de que la imaginación funcione.

    Y este hecho, nos obligará a evolucionar, para preguntarnos que qué hay que hacer, cuando uno se enfrenta al hecho de no poder imaginar y por tanto, a TENER QUE VIVIR desde una vivencia que le pone a uno con un solo cuerpo, no el propio ( que está dentro de la imaginación de los mundos por llegar ) sino en el del universo; ya que todo lo que constatamos, ( la consciencia) si no la dividimos con la imaginación del miedo y los mundos por llegar, ya es un bloque unido en evolución que camina junto.

    Los primates, nos han dejado a las puertas del ombligo, con una tarea, limpiar el sentimiento de lo mío y dejarlo limpio, pelado, afeitado y por tanto, integrar lo mío con lo de todos. ¿Dónde encontrar ese sentimiento ? ¿ Hacia dónde debemos avanzar en ese camino hacia arriba para ejercer de puro sentimiento ?

    Un saludo a todos

    *Conciencia : capacidad del ser humano de ver integrada toda la consciencia aparentemente dispersa y diversa.

    Me gusta

  10. No comparto con el Sr. Ranero su elevación a la categoría de verdad absoluta de una hipótesis más (cierto ser supremo creó todo), sobremanera porque no aporta nada al debate científico y toma de aquí y allá sin criterio y según conveniencia medias verdades cuando no rotundas falsedades. No soporta el más mínimo roce de la navaja de Ockham.
    Se sabe de autoconsciencia en mamíferos superiores, así como ciertos rudimientos de ética social, y estructuración de sus comunidades, son capaces de mostrar sentimientos de los llamados “humanos”, pena, dolor, alegría; realizar planificaciones y manejar un lenguaje estructurado construyendo con elementos conocidos nuevas combinaciones según su necesidad. Entre otros.
    Solventar de un plumazo el tema me parece arriesgado, “deducir racionalmente” dogmas de fé, resulta ciertamente obsceno por lo contradictorio.

    Me gusta

  11. Planteáis cuestiones muy interesantes en los comentarios. Respecto al alma de los animales, tenemos un problema, y es que ni siquiera estamos seguros de cómo es en humanos y menos aún de si ésta existe. Si comparamos el cerebro de un chimpancé con el de un humano, son casi idénticos. Gracias por vuestro interés. Pablo.

    Me gusta

  12. ¿Se han dado casos de conductas instrumentales y cooperativas y altruistas al mismo tiempo?

    Es decir, que alguno de los individuos “se profesionalice” y haga instrumentos para otros, ¿o siempre es para un uso propio?

    Me gusta

  13. En experimentos controlados de laboratorio, como el que de adjunto en el enlace, un individuo debe pasar una herramienta al otro para que pueda abrir un envase precintado en que hay avellanas. Luego comparten la recompensa. En libertad no se han observado estas situaciones.

    http://vimeo.com/13600456

    Me gusta

  14. Hola a todos,

    La evolución cuanto más ampliamente la podamos constatar, mas objetivamente veremos que lo que vemos en los humanos, reflejará simplemente formas más avanzadas de lo que vemos en la animalidad en general.

    ¿Tiene alma la persona? Si esa pregunta se refiere a si tiene un alma como una nariz o una oreja, pues nos podemos perder en divagaciones.

    La capacidad de pensar es muy limitada en relación a la capacidad de SER y de INTEGRAR CON LA CONCIENCIA toda la vida que como vivencia, solo utiliza la mente como ultimo vehículo para con una sola idea, actualizar el universo. La vida no piensa, sucede a través de formas limitadas de inteligencia en cada acción y como un todo.

    La capacidad inherente de conciencia global en el ser humano, nos sitúa ante una evidencia y es que la CONCIENCIA, es la capacidad de ver integrada toda la consciencia, que a su vez, aunque parece individual y diversa, es un solo bloque de realidad avanzando unida.

    Si yo puedo objetivar toda la imaginación, puedo desde una vivencia madura de SER, ser todo lo que veo y conciencio. Pero obviamente no desde una mente, que de entrada, solo quiere integrar el 50% del universo que le gusta. Esa es la mente del animal ( deseo y miedo).

    A medida que nos responsabilizamos de ser una vivencia cada día mayor del mundo que nos rodea, ( a los animales no les interesa estas divagaciones) nos situámos ante la posibilidad de bien utilizar el mundo solo para defendernos de los demás , o para rebatir a los demás, o para vencer a los demás ( la energía aparece a partir de las entrañas donde está el fuego ) y los genitales, del toro, del león, de todos los animales, nos hablarán de cómo empieza ya a formarse el universo del más fuerte.

    Detrás de esa forma primitiva de universo del elemento fuego, solo hay fuerza bruta abriéndose paso y enseñándonos formas primitivas sin racionalizar de lo que será la verdadera INTELIGENCIA entendida como conjunto y que solo la vamos reconociendo a medida que evolucionamos y mostramos interés por vivirnos desde las capacidades globales que ya tenemos

    Si con mi fuego y mis ideas, en lugar de sentarme en el trasero en espera de contrastar con el mundo mis ideas y mi fuerza bruta, me dedico a actualizar todo ese fuego en formas inteligentes de vida, que integren y hagan avanzar unido todo lo que soy – desde esa conciencia global que ya tenemos – resultará que empezamos 1.-a distanciarnos de los animales y 2. ver la evolución del Amor en la acción que somos y 3.-de entender en la práctica cómo funciona el alma de todos.

    ¿Que podemos llamar al éter, el alma del mundo en el sentido de que mantiene unido como fuerza, a millones de ser humanos y animales yendo cada uno desde por la mañana a su bola?
    Pues a lo mejor. Porque no hay duda, que hay que ser bastante fuerte, para que toda esa bandada yendo cada uno a lo suyo, no estuviera ya totalmente desintegrada hace tiempo.

    El caso es que cuanto más nos distanciemos de lo concreto, menos misterios surgirán y más responsabilidad tendremos de mirar objetivamente lo que ya tenemos, y utilizando nuestras capacidades como hombres y mujeres, podamos integrar en una realidad mayor formas más primitivas de actuación, de lo que nuestras capacidades si las entendemos y actualizamos, reflejan.

    Me permito hacer un último apunte para el debate si fuera de interés. Lo normal de la evolución es que si yo ya tengo canas, transmita de una vez lo que sé y haga hueco para lo siguiente por llegar. Esa capacidad de concienciar integradamente toda la consciencia, marca un punto que unido al hecho de que con la respiracion consciente, la imaginación no pueda ponerse en marcha, situaría al ser humano en las puertas de tener que evolucionar e ir más allá. Vemos sin embargo, que llenándose de tensión y con el orgasmo, el ser humano se va al quinto pino ( suelta la Conciencia ) y desparrama toda la consciencia. O sea, volver a empezar desde la animalidad, que no conoce la capacidad de atestiguar concentradamente toda la consciencia.

    Todo esto, este no iluminar la sexualidad y obligarnos a evolucionar para volver a ser ANIMALES 2 con pantalones y minifalda, es posible que en la medida que no evolucionamos hacia adelante, se llenen de misterios lo que hay que interpretar de la evolución en el pasado porque nosotros todavía, solo entendemos la vida a partir de la bragueta que nos impone su peaje cada tanto tiempo.

    Lamento la extensión. No tengo interés en introducir debate religioso. La conciencia global es un hecho real. Y que la imaginación no funciona a partir de que respiramos conscientemente, parece una evidencia ( que no vemos hacer a los animales) y que demanda salir de nuestra animalidad para entender la animalidad. El burro atado a la noria, no tiene capacidad de distanciarse de la zanahoria que le ponen delante para que mueva el molino. Ese no es nuestro caso. ¿Por dónde avanzar para entender formas más limitadas de avanzar?

    Me gusta

  15. Pingback: El origen del bricolaje en el mundo animal

  16. Para todos aquellos que piensan en un espíritu dado al hombre por algún dios:
    ¿Han pensado que en realidad somos un fallo en la evolución?
    En lugar de vivir en armonía con la naturaleza la estamos destrozando, explotando y degenerando; aniquilamos especies animales y vegetales.
    Eso dice poco de nosotros, y mucho menos del supuesto dios creador, que en lugar de una obra maestra habría creado un monstruo que destruirá el resto de la “creación”.

    Me gusta

  17. Lamento desilusionarle señor Adolfo Ranero Serrano, pero la religión y el sentimiento religioso no es más que la imaginación rodada de nuestros antecesores del paleolítico medio que conscientes del “yo” no son capaces de asimilar su propia muerte y buscan una teoría que les permita revivir tras la muerte.

    No le culpo y en algo hay que creer para no angustiarnos y poder actuar con sentido común en el presente para obtener beneficios en el futuro. Todo sigue siendo un gran misterio… pero me parece una necedad aferrarse a algo que hemos creado nosotros por el simple hecho de habernos criado baja una cierta doctrina religiosa.

    (lo se, voy a ir al infierno…)

    Me gusta

  18. Perdón por el debate religioso…
    Esta última actualización me ha sorprendido sabía lo de los cuervos y las nutrias
    pero desconocía lo de los delfines

    Me gusta

  19. Pingback: Somos Primates » El origen del bricolaje (y 2)

  20. Pingback: Orden Animal « La Pecera del Tiburón

  21. Al felicito Sr. Herreros, molt bons e interesans, als temas, dels articles, que y llegit, aqui, lo de las lludrigues o via vits, peró als altres no, Un saludo.

    Me gusta

  22. Pingback: Somos Primates » Una zambullida al mundo de los delfines

  23. Pingback: Somos Primates » El mundo animal, en la revista Redes para la Ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s