La vida en sociedad (y 2)

Esta es la segunda parte del artículo La vida en sociedad (1), publicado por Pablo Herreros la semana pasada en este mismo blog.

Algunos cetáceos también son grandes expertos de la vida social. Los delfines forman alianzas entre sí en pequeños grupos de dos o tres individuos, que se refuerzan por medio de caricias y besuqueos. Algo que no se sabía hasta ahora, es que la sincronización en el nado es un ritual fundamental que además permite predecir la intensidad de la relación.

Somos Primates: La vida en sociedad (y 2)

Un grupo de delfines haciendo surf en la costa de Sudáfrica (imagen: usuario de Flickr).

Richard Connor ha estado estudiando los delfines de la bahía Tiburón, en Australia, y ha identificado alianzas de primer y segundo orden, basadas en las diferencias en la sincronización. En las de primer orden, la armonía que mostraban estaba relacionada con una actividad social intensa, como puede ser el cortejo a otras hembras, algo reservado para las alianzas de mayor importancia.

Este hallazgo es muy interesante porque representa una convergencia paralela en la evolución entre delfines y humanos, precisamente en la manera en que reforzamos estas uniones, ya que se basan en habilidades de imitación motora y de proximidad física. Este es un fenómeno apasionante ya que solo delfines y humanos muestran este impresionante grado de sincronía cuando interactúan, algo de lo que curiosamente aun no hemos podido encontrar evidencias de que ocurra en el resto de primates.

Estos delfines se divierten surfeando en Australia. Aunque hasta ahora hemos pensado que estos juegos tenían un fin exclusivamente lúdico, ahora sabemos que también refuerzan las relaciones y especialmente las alianzas entre diferentes miembros.

En la última década se ha incrementado considerablemente el interés por los estudios comparados con aves. Los prejuicios primatecentristas no nos han permitido hasta ahora observar con una mente abierta a otras especies fuera de nuestro orden. Aunque es cierto que en las aves no hemos encontrado esa correlación entre tamaño relativo del cerebro y tamaño del grupo, sí hemos visto, en cambio, que las especies monógamas y que mantienen uniones de por vida, tienen mayor volumen cerebral.

Nathan Emery, estudia la cognición en aves y ha encontrado similitudes entre las alianzas que realizan los primates y los grajos que el equipo ha criado en cautividad. En esta especie, los polluelos forman lazos personales con miembros no emparentados a las pocas semanas de vida, mucho antes de haber alcanzado la madurez sexual, lo que descarta un fin reproductivo. Emery encontró que los pequeños grajos utilizan los mismos patrones de intercambio de servicios para reforzar los lazos que hacemos los primates. Éstos intercambian comida, se ayudan en conflictos contra terceros y se picotean el plumaje mutuamente.

Cambios en las alianzas entre cuervos y gatos.

Son muchos los científicos que se van sumando a esta hipótesis de la inteligencia social, que apuesta por la idea de que la compleja en vida en grupo en la que llevamos viviendo millones de años, ha sido el detonante de la inteligencia natural de la que muchas especies de animales damos cuenta y, por tanto, fue originada en el terreno de la interacción con los otros miembros del grupo. Desde esta perspectiva, los primates no somos ni grandes técnicos ni grandes filósofos, como muchos pensaban hasta ahora, sino excelentes actores y estrategas sociales.

10 pensamientos en “La vida en sociedad (y 2)

  1. Que curioso que sean todos delfines estos primates. Todos tenemos necesidades. A si que hay va una: para cuando una mujer le tira los trastos a la cabeza a un hombre si no hay dinero o grandes posibilidades reproductivas? RETORICA

    Me gusta

  2. Pingback: Tweets that mention Somos Primates » La vida en sociedad (y 2) -- Topsy.com

  3. Me encantan los Delfines, son, super inteligentes , son como niños , y ademas, sirven como terapia para muchos niños, a mi me encanta hir a verlos al Parque,Es un trabajo que a mi me hubiera gustado.¿ Sera porque soy una piscis?jajajaaa

    Me gusta

  4. Me encantan los Delfines, animales muy inteligentes, tanto que se les a ultilizado para la guerra, animales libres que suelen ir en manada, nosotros el ser humano a dia de hoy, lo único que hemos logrado es a disolvernos de la manada y a ser individuales, ese poder que teniamos antaño para conseguir las cosas en manada ha desaparecido, nos hemos vuelto egoistas, egocentricos etc. etc. y no acabariamos los etc., menos mal que ellos son asi y a mi personalmente verles saltar y jugar en su habitat es fantásticamente gratificante, al igual que los primates, parientes cercanos nuestros que son mucho más inteligentes que nosotros, porque solo utilizan lo que necesitan…no como nosotros que tenemos muchas cosas que no necesitamos ni utilizamos…………

    Me gusta

  5. Tal como vemos, la vida social puede darse en el mundo animal y precisamente el hombre no es el único que puede vivir en este mundo de inteligencia, pero debemos rescatar que los animales saben colaborar y convivir en pos de la especie y no poniendo en riesgo la supervivencia de la misma como lo hace el ser humano…
    Un pensamiento que nos sirve para concienciarnos que no somos los únicos que contamos con inteligencia y sentido de socialización.
    Muy buen tema Eduard…

    Me gusta

  6. Lo importante de todo esto, sumado al conocimiento en si de estos estudios, es desbancar de una vez el antropocentrismo como manera de ver el mundo, es abandonar el monopolio de la inteligencia humana, que no es ni mas ni menos, ni mejor ni peor, sino distinta.
    Solo con ver los ejemplos que nos brinda la naturaleza en especies con vidas similares a las nuestras, no por ver la tele o conducir un vehiculo, sino como dice este articulo y otros muchos, con vidas sociales y conplejas, deberiamos enterder todos que somos un eslavon más de esta cadena que es la vida.

    Y con todo esto, todavía alguien caerá en la trampa de decir:
    los humanos son los mas inteligentes, o los monobos…
    Creo que es ridiculo comparar churras y merinas…

    Me gusta

  7. Me parece muy interesante este artículo. Tenemos tanto que aprender de los animales. Las personas a veces no nos damos cuenta de su gran inteligencia. Me gusta la filosofia de la manada frente al individualismo; este lo ha inventado el ser humano fruto de su egoismo y afán de poder. Tod@s formamos parte de esa compleja cadena de eslavones que forman la vida. Además de que creo firmemente en conceptos explicados aquí por Richard Connor por ejemplo el de monogámia, es uno de tantos valores que gobiernan mi vida. Nathan Emery también apunta a un concepto básico del altruismo en las especies y entre ellas. Valores humanos, reflejados en el mundo animal o la la inversa.

    Me gusta

  8. Pingback: La vida en sociedad « el Filo del blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s